¿Cómo vivir con SIDA?

Por L.N. Laura Romero / hace 1 año / Comentarios cerrados.

Cómo vivir con SIDA. El primer paso que tiene que dar una persona con SIDA, es adaptarse a la enfermedad y orientarse a los cuidados que tendrá que hacer es su proceso, para evitar complicaciones de la propia enfermedad

 La desnutrición es una enfermedad agregada, que empeora la evolución del SIDA, debido a que provoca una disminución importante de las defensas y por ende aumenta el riesgo de mayores infecciones, teniendo un  círculo vicioso que provoca mayor desnutrición y limitación de tejidos de reparación, con una mala regeneración de lesiones, cicatrización retardada de heridas, disminución de fuerza, limitación de actividades físicas, disminución del volumen de tejidos corporales, incremento en riesgo de desarrollo de cánceres, depresión y apariencia física inadecuada, mala tolerancia a los tratamientos médicos. 

 

CAUSAS DE PÉRDIDA DE PESO EN PACIENTE CON SIDA:

  • Disminución de ingreso alimentario por falta de apetito.
  • Pérdida de las capacidades cognitiva, visual, auditiva, olfativa o por pérdida del estado de consciencia
  • Rechazo a los alimentos por cambio de sabores
  • Dificultad o dolor al deglutir, por enfermedades del esófago; náuseas o vómitos por gastritis medicamentosa o por efectos adversos de los medicamentos
  • Otra causa importante es la presencia de diarrea debido al SIDA o a la infección por otros microorganismos; algunas veces se presenta la desnutrición por pérdidas alimentarias anormales o mayor consumo de energía y nutrientes causado por la enfermedad o sus complicaciones, sin olvidar factores no médicos como son el económico y el social.

Es recomendable consultar a un profesional de la nutrición, quien te acompañará a mejorar tu calidad de vida.

ALIMENTACIÓN CON  SIDA

  • Consumo mínimo dos litros de agua purificada al día, que será útil para reponer los líquidos perdidos, mantener las mucosas hidratadas y una adecuada función renal.
  • Cuando exista diarrea deberá aumentarse la cantidad de líquidos dependiendo del número, cantidad y frecuencia de las evacuaciones. Consulta a tu nutriólogo.
  • No consumir hielo a menos que se conozca que su fuente es de agua potable y de preferencia purificada.
  • Cuidar la higiene de manos, alimentos, utensilios y la zona de preparación de los alimentos; cuando se trate de fórmulas alimenticias enlatadas, lavar el exterior de éstas.
  • Evitar  el consumo de alimentos fuera del hogar.
  • Desinfectar los ingredientes de las ensaladas, como lechugas, berros o espinacas, considerando que no es suficiente hacerlo con limón y sal, sino que se requiere dejarlos en remojo en soluciones desinfectantes por lo menos durante media hora; si se emplean pepinos, rábanos, zanahorias o nabos es preferible quitarles la corteza o cáscara y en el caso de limones, toronjas, naranjas y similares, lavarlos antes de exprimirlos.
  • Los alimentos que sean consumidos con cáscara, como guayabas, deben enjuagarse con agua hervida.
  • El consumo de leche y sus derivados debe ser únicamente de productos pasteurizados.
  • Cuidar que la sangre de las carnes no contaminen otro alimento, no consumirlas las carnes crudas o con mucho tiempo de refrigeración y cocinarlas perfectamente.
  • Lavar el cascarón de los huevos antes de romperlos y no comerlos crudos, tibios o pasados por agua. Los alimentos pueden adicionarse con especias o saborizantes como vainilla o fresa.
  • Evitar el consumo de café, ya que causa alteraciones en el sueño.
  • Evitar el consumo de antojitos callejeros y alimentos chatarra.

 

Y recuerda que como cualquier enfermedad debes centrarte en lo positivo, pensar en los aspectos que eres bueno y tenerlos presente a la hora de autoevaluarte.

Leer también: Alimentación en VIH SIDA 

Comenta esta nota!

Acerca del Blog del Nutriólogo

El objetivo de nuestro blog es compartir nuestras experiencias en consulta privada a través de consejos, recetas y notas relevantes.

¡Valoración Nutricional Sin Costo en cdmx y online!

Abrir chat